Es sorprendente la gran cantidad de genéticas de marihuana que existen actualmente, para todo tipo de gustos y usuarios.

Los criterios para la elaboración de estas genéticas han ido relacionadas con un cultivo más simple y productivo además de lograr mayores niveles de THC. No obstante desde hace algunos años esto está cambiando, recordemos que no es el THC no es el único cannabinol de la planta, existen otros en menor medida pero igual o más interesantes que el THC, como por ejemplo el CBD.

Gracias a una serie de investigaciones y estudios se ha demostrado lo beneficioso que resulta el CBD para nuestro organismo.

  • Antiinflamatorio
  • Inmunosupresor
  • Estimulante de los huesos
  • Analgésico
  • Anti-procinético intestinal
  • Antipsoriásico
  • Antidiabético
  • Antibacterial
  • Antiemético
  • Antiproliferativo
  • Anti-isquémico
  • Antiespasmódico
  • Vasodilatador
  • Neuroprotector
  • Antiepiléptico
  • Antipsicótico
  • Ansiolítico

Descubre como la marihuana ayudó a una niña de 6 años a luchar contra su enfermedad.

timthumb.php

Estamos ahora mismo en un punto clave, la marihuana está ascendiendo socialmente. Para muchos está al mismo nivel que el vino. Es ahora cuando se está demostrando el potencial de la planta, no es una simple sustancia para “colocarse”, son tantos los aromas, matices, texturas, sabores y colores que no puedo evitar sentirme triste al imaginar que aún muchos individuos la consideran una mala hierba ilegal.

La evolución cada año es más evidente, si antes era habitual ver como muchos bancos de semillas presentaban genéticas muy cargadas de THC destinadas a un uso más lúdico, ahora es todo lo contrario, es raro no ver en un catálogo seis o siete genéticas destinadas al uso médico, con altos porcentajes de CBD, CBN o variedades con porcentajes de THC medio, THC alto. Que cada usuario tenga donde elegir.

CannabisReferenceGuide

Desarrollar genéticas para uso médico es difícil. Debemos tener presente que en muchas ocasiones el cultivador no es un experto, por lo que una variedad con un mantenimiento o una dificultad muy alta puede desembocar en todo un problema. De ahí en parte esta famosa moda por las feminizadas (más fáciles de cultivar que las regulares) o las autoflorecientes.

Claramente la evolución natural de un cannabicultor después de adquirir experiencia con una feminizada va a ser la de trabajar con genéticas regulares, pero todo a su tiempo. Cada vez son más los que dominan el tema del cultivo de marihuana, por lo que es cuestión de tiempo que la moda de las feminizadas acabe apagándose lentamente o pasando a segundo plano.