La mejor forma de explicar “¿Qué es un dab?” es con un vídeo, así podré aclarar los diferentes puntos que componen esta práctica.

Como se ve en el vídeo lo que se vaporiza es una extracción o concentrado de marihuana, normalmente aceite (BHO, QWISO) aunque en ocasiones también hash, pero no lo recomiendo, es un proceso muy lento.

Lo más curioso es la forma de consumirlo, como hemos visto, es necesario calentar el clavo de borosilicato (hasta el rojo), de esta forma alcanzamos temperaturas lo suficientemente altas (150-200ºc) y constantes como para poder vaporizar nuestro concentrado y aprovechar todos sus componentes sin combustión, sólo vapor. Las concentraciones de THC-CBD-CBN son superiores a las de una muestra de marihuana, por lo que el efecto será mucho mayor, no recomendado para novatos.

Recuerdo en una ocasión que estaba con unos amigos una tarde de 710 (4:20 pero solo con aceite, OIL) y se presentó allí el hermano de uno de mis amigos, le ofrecí un poco de Shatter de OG Kush, le mostré como se debía consumir, dado que era su primera vez. Al inhalar todo ese vapor se quedó como en blanco y segundos más tarde se desplomó en el suelo. No le había pasado nada,únicamente le subió muy rápido, pasó el mal viaje y vuelta a la normalidad. Tened presente que si el BHO está realmente bien elaborado podría tener niveles de THC que lleguen a alcanzar el 50-90%.

 gallery_69110_4497_54094

¿Cuándo se originó todo esto?

Realmente no se sabe cuando empezó, el BHO lleva estando entre nosotros unos añitos de forma más o menos elaborada, mucha gente habla que ya por los años 90 consumían BHO. No obstante, el boom de los bubblers, los clavos, los sopletes y todo eso, no llegó hasta el 2008-2010, fue en ese momento cuando todo Estados Unidos hablaba sobre los famosos dabs, (“710 is the new 420”) sobretodo en California.

Para que sea un “Dab” debes consumirlo en un bong o un bubbler (recomendado). Eso ya es cosa del usuario, de todas formas, el tema es ir probando para elegir que tipo de pipa se adapta mejor a nuestras exigencias.

CjLVz

¿Borosilicato o titanio?

Como he explicado a lo largo del artículo, el procedimiento será el de calentar la punta de titanio o borisilicato con un soplete hasta que este se ponga al rojo o alcance una temperatura elevada, para finalmente catar nuestro concentrado. También podremos usar puntas cerámicas o nails eléctricos, últimamente están muy de moda.

url

 El tipo de clavo que usemos no afecta al efecto, sabor, olor, por lo que es cuestión de preferencias al igual que el tipo de pipa para fumar. Muchos de mis compañeros prefieren el borosilicato, porque a pesar de que tarda algo más en calentarse y ponerse al rojo (mayor gasto de gas) al poner la muestra, esta se consume casi instantáneamente, pero en el titanio suele pasar que se calienta muy rápido, pero al poner la muestra se forman una serie de burbujas, como he dicho no afectan en nada, es cuestión de gusto. Suelo preferir el titanio, su problema es el precio, es muy difícil encontrar clavos de titanio por menos de 30 euros, en cambio los de borosilicato los encontramos a 3-4€ en nuestro Grow de confianza, estos son más delicados, me he cargado 8 o 9, entre caídas y lo que no son caídas. El de titanio al ser de metal es resistente, tengo uno desde hace más de 2 años y perfecto.

10401786_737131353004797_878087740_n

Esta es la forma más pura y rentable que existe de consumir cannabis. Es la evolución natural de su consumo, eliminamos la materia vegetal que puede dañar nuestro pulmones, solo vapor,  un efecto mayor con menor consumo, que más se podría pedir. En España la cultura de los “Dabs” está en pleno desarrollo, los colectivos de extracción de España son de los mejores del mundo, los que saben tienen muy buen nivel, lo malo es que es una minoría la que entiende de extracciones y el mundo de los dabs en general, tiempo al tiempo.

Problemas y toxicidad del B.H.O (Butane Hash Oil) para la salud

 

  • Vistor

    hermoso