Debido a que a día de hoy no existe una regulación o control del consumo de cannabis pueden darse caso de usuarios con un consumo diario demasiado elevado lo que hace que no cumpla sus obligaciones y responsabilidades.

En ProCannabicos no queremos sermonear ni juzgar a nadie, pero si se encuentra en alguna de estas situaciones tal vez deba pensar en replantearse el tipo de consumo que está llevando.

 

No cumple con sus responsabilidades:

Tu consumo personal de marihuana no debe afectar de forma negativa en el cumplimiento de tus obligaciones y responsabilidades en el trabajo, en los estudios, con la familia o con tus amigos y compañeros. Cuando alguien depende de ti y tú prefieres estar consumiendo marihuana o estar “colocado”, lo único que haces decepcionar a esas personas, además de contribuir a los estereotipos sobre los consumidores de cannabis, lo que dificulta nuestra lucha por una legalización.

Tienes una tos constante que no desaparece:

El fumar marihuana no implica un riesgo de tener problemas pulmonares. No obstante, debemos distinguir entre fumar marihuana y fumar marihuana con tabaco.

En Europa y Africa se consume mucho cannabis mezclado con tabaco, pero en Estados Unidos está aumentando su consumo debido al uso de papel de tabaco, los llamados blunts.

En el peor de los casos si fumas mucha marihuana lo máximo que puede generarle es irritación de garganta y de pulmones. Pero con el tabaco la cosa cambia, puede llegar a desarrollar cáncer de pulmón y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. ¿Quizás sea mejor vaporizar?

Está fumando restos y cenizas:

Alguna vez todos hemos estado en la situación de no tener marihuana y ver nuestro bong o pipa y sacarle todos los restos de resina para intentar fumárnoslo. Desgraciadamente esta resina no es más que restos de lo que habías fumado, nada de THC, CBD, CBN.

Te da una especie de “cocolón”, pero nada que ver, irrita la garganta, su olor es muy desagradable y su sabor es como el del alquitrán. Consumir esto puede implicar un daño para la salud.

No logras un subidón:

El consumo continuado de marihuana al igual que el de muchos tipos de drogas, genera una tolerancia a los efectos de la sustancia. Por ejemplo, antes fumabas uno dos canutos o dos fumadas con el bong y ya tenía un buen subidón. Pero ahora le hacen falta cinco o seis canutos o varias fumadas en el bong.

Eso no implica un problema, está muy bien, si quieres gastar dinero como un político español con una tarjeta black, si quieres ahorrar baja el ritmo, con un descanso de un día, practicando deporte diariamente, de esa forma volvería a la sentir el efecto de la marihuana.

No recuerdas haber fumado:

De tener un canuto en la mano o el bong después de fumar y olvidarte por completo que acabas de fumar y que estás colocado. Es el momento de descansar un tiempo y volver más adelante.

 

La marihuana no es simplemente una planta, es una medicina, es forma de divertirse, abstraerse de los problemas, es una forma de conectar con el mundo, de poder enfocar toda tu atención en aquello que deseas, de abrir tu mente y ser creativo. Úsala con responsabilidad y control, tú decides.

¿Y tú qué opinas?

[Fuente]