Debido a los estudios llevados a cabo en los últimos años sabemos de las propiedades beneficiosas del cannabidiol (CBD) uno de los cannabinoides presentes en el cannabis. Esto ha permitido la creación de productos destinados a mejorar nuestra calidad de vida con un importante uso médico, como cremas, geles, cosméticos y cápsulas. Todo con ingredientes completamente naturales.

Ya no es raro ver como grandes CSC (Cannabis Social Clubs) ofrecen a sus socios diferentes pomadas y bálsamos preparados por ellos mismo, también vemos que muchos GrowShops y tiendas online ofertan también productos con altas concentraciones en CBD. El problema es que los usuarios siguen muy desinformados, algunos por ignorancia están desprestigiando el uso de estos productos, en especial de las capsulas de CBD. Por estar elaborados con cannabis o simplemente porque piensan que son sintéticos.

hemp

La comercialización de productos ricos en CBD no es ilegal (en muchos países), la cosa cambia cuando encontramos niveles por encima del 2% en THC, eso sería ilegal.

En el caso de las capsulas con aceite de CBD su elaboración es tan simple que cualquier usuario medio podría elaborarlo, tan simple como hacer QWISO, introducimos la materia vegetal previamente congelada en un recipiente con alcohol etílico o etanol lo dejamos unos minutos lo filtramos con ayuda de un filtro para café y el resultado es un aceite más o menos denso dependiendo. Lo mejor es añadir un poco de agua una vez el alcohol se evapore, para que quede una solución más liquida, usamos una jeringa o unas capsulas para guardar el aceite y lo dejamos en un lugar oscuro. También se puede hacer directamente con polen o resto de marihuana bien troceados, como si fuera polvo, no obstante, esta opción no será tan potente como el aceite. Claramente si queremos un aceite con mayor contenido en CBD deberemos buscar genéticas (cáñamos en muchos casos, para uso comercial) con altos porcentajes en CBD, actualmente muchos bancos de semillas oferta genéticas muy ricas en CBD (6-7%) y porcentajes en THC del 1% o incluso más bajo. Debemos tener presente que si usamos estas genéticas solo contamos con el poder medicinal y no tiene ningún tipo de efecto psicoactivo.

cbd

Es de las mejores formas de consumir cannabis de forma medicinal, en España aún vamos con retraso, pero en Estados Unidos las píldoras o capsulas de aceite de cannabis están a la orden del día, las pueden tomar menores de edad con algún tipo de enfermedad pues como mencioné el CBD no tiene poder psicoactivo, solo medicinal.

En Canarias conozco a muchas personas que las toman para dolor crónico, enfermedades de la piel, artrosis y artritis. Ellos mismos tuvieron que informarse, lo médicos les decían “el cannabis puede ser una buena opción”, pero ni ellos mismos sabían cómo. A día de hoy desgraciadamente muchos profesionales de la medicina son unos completos ignorantes en este campo. Que un médico recomiende “fumarse un porro” a un paciente hace que se me pongan los pelos de punta, existiendo tratamientos mil veces menos dañinos (por no decir cero), fácilmente conseguibles y con más poder medicinal que “fumarse un porro”.

¿Has probado alguna vez estás capsulas o algún producto con altas concentraciones en CBD?