Del mismo modo que existen diferentes cócteles de bebidas alcohólicas, con sus respectivos nombres, sabores y efectos, con el cannabis pasa exactamente igual.
La jardala como se suele conocer por Andalucía y algunas zonas de España, es uno de los mejores tipos de hachís comercial producido por marruecos. También se le suele llamar hardala, jurdala o jardula.

Normalmente suele tener este tipo de características: un color negro brillante o amarillo, con una textura pegajosa y moldeable; similar a la de un chicle, olor intenso a hierba con toques de afgani. Puede llegar a una textura más aceitosa, en más de una ocasión me la he fumado en el bubbler sin problema, como si fuera aceite.

hardala2

Nuestro amigo Drogoteca afirma que su elaboración es con una sola variedad de hachís, Afgani o Mexican Crystal. No se mezclan plantas para elaborar hachís en Marruecos, no para calidades buenas. Otros dicen que la hardala se preparaba con la combinación tres tipos de polen diferentes, una afgani, una marroquí (kiff) y alguna genética holandesa (normalmente skunk).
He llegado a escuchar locuras muy disparatadas sobre este tipo de hachís, la más popular es que se mezcla con heroína, como también dicen del paki. Claramente es falso, muy barato estaría para llevar heroína, ¡Ay, qué pensaría Jim Morrison!

mchash

La hardala es una delicatessen apta para todo connoisseur, totalmente demoledora.

¿La has probado alguna vez?