Si hace unos años veíamos como los principales bancos de semillas y los profesionales en el sector, se centraban en desarrollar y potenciar aquellas variedades con altos niveles de THC, ahora, gracias a los recientes estudios que demuestran las propiedades beneficiosas del cannabidiol (CBD), se está poniendo especial interés en lograr genéticas estables con unos niveles de CBD altos.

Los usos del CBD son múltiples y casi para todo tipo de usuarios, reduce las náuseas, es un anti-inflamatorio natural, antioxidante, anti-psicótico, anti-depresivo, ayuda a prevenir determinadas enfermedades, …

Desde el punto de vista médico el potencial es increíble, pero no nos olvidemos del uso lúdico. Es muy interesante cultivar y probar variedades con niveles altos de CBD, no es a lo que solemos estar acostumbrados. Es una experiencia enriquecedora que recomiendo a todo cannabicultor curioso. Por lo que si estás pensando en dar el paso y cultivar, estas genéticas podrían ser las más adecuadas para ir empezando.

Charlotte’s Web

Diría que es la más popular y la que en parte inició la revolución de las variedades con altos niveles de CBD.

Fue desarrollada por grandísimos “Stanley Brothers” en Colorado, para una niña de 6 años con fuertes ataques epilépticos. Esta variedad ha llegado a alcanzar niveles de hasta el 20% en CBD y 0,5% en THC, la hace ideal para uso médico.

cw

Critical Mass CBD

Otro gran referente, desarrollada por los chicos de Dinafem y el colectivo CBD Crew. Tiene un 5% en CBD y un 5% en THC (1:1). Nunca le he cultivado pero si la he probado en varias ocasiones, en Barcelona, el efecto es interesante, gracias a ese toque de THC, nos aportará algo de efecto psicoactivo, pero leve.

Su cantidad de resina es considerable, muy recomendada para hacer pomadas, aceites y comestibles. Son muchas las asociaciones en España que guardan muestras de esta maravillosa genética.

criticalCBD

Harlequin

Al tratarse de una variedad sativa logramos un efecto de claridad mental, no muy embriagadora, con leves efectos sedantes. Se han llegado a registrar niveles de CBD del 4% y 2% en THC (5:2)

La primera vez que la probé fue en un QWISO, también en Barcelona, fue ponerlo en la punta de boro y al momento sentir un alivio muscular rápido,  llegando a una armonía muy agradable.

Harlequin-Marijuana

CBD Mango Haze

La mango haze es una de mis variedades favoritas, precisamente por su marcado aroma y sabor dulzón.

Está desarrollada por el colectivo CBD Crew, buscaban una genética agradable para todos los sentidos y con un fuerte potencial medicinal.

La cultive con un familiar hace algún tiempo, en exterior en un cultivo de guerrilla en el que no teníamos esperanzas, para nuestra sorpresa creció una barbaridad y la producción fue bastante elevada. Fácil de cultivar y muy agradecida. Su proporción de THC, CBD, suele ser de entre 1:1 a 1:2

Totalmente recomendable tener un par de gramos de esta maravilla en nuestra despensa personal para cuando nos de resfriado.

CBD-mango-haze-700x700

Sour Tsunami

Otra que no podía faltar en este recopilatorio, desarrollada tras cuatro años de duro trabajo por el colectivo Southern Humboldt Seed. Es un híbrido con predominancia sativa, muy popular debido principalmente al aroma a gasolina dulce (diesel) que desprende. Sus niveles de CBD van desde el 15% hasta el 10% y de 9-10% en THC.

Es muy raro conseguir semillas de esta variedad en España.

CBD-rich-Sour-Tsu1

¿Crees que nos hemos olvidado de alguna? Cuéntanos tu experiencia cultivando y probando variedades con altos niveles en CBD.